Aumentar el precio del agua para ahorrar

El eurodiputado de Los Verdes/Alianza Libre Europea (ALE) David Hammerstein propuso hoy aumentar el precio del agua como medida para ahorrar este bien escaso. Se trata de una de las 10 medidas de lucha contra el cambio climático que presentó en rueda de prensa en el Pabellón de la Unión Europea (UE) de la Exposición Internacional 2008.

Hammerstein apostó por desarrollar la legislación europea en materia de agua, basada en los principios de no deterioro de los ecosistemas acuáticos, la participación social, la transparencia en las políticas del agua y la plena recuperación de costes.

El eurodiputado afirmó que, en la actualidad, sólo se paga una pequeña fracción del coste económico real del agua, lo que crea una “falsa impresión de abundancia”, aunque el agua sea un bien escaso. La única excepción para el aumento de los precios serían los ciudadanos más necesitados económicamente.

[ad#ad-1]Asimismo, Hammerstein apostó por asentar el principio de ‘eco-condicionalidad’. El europarlamentario señaló que la Unión Europea (UE) concede subvenciones para la realización de actividades que perjudican el ciclo del agua, como son las actividades de minería o ciertas formas de ganadería, agricultura e industria.

Otro ejemplo es el uso de dinero público para la extracción ilegal de agua, en pozos ilegales, ya que al subvencionarse la producción de determinados alimentos, los agricultores emplean el dinero para realizar las extracciones ilegales. En España hay un millón de pozos ilegales, según Hammerstein.

El parlamentario verde lamentó que los ríos españoles son los más regulados del mundo, según sus datos, y recordó que los ríos cumplen una importante función de limpieza del agua, entre otras muchas. Hammerstein rechaza de plano los nuevos proyectos de grandes embalses.

Asimismo, David Hammerstein apostó por conservar los bosques, ya que actúan como esponjas, lo que permite frenar la denominada ‘cuña salina‘, es decir, la penetración del agua del mar en los ríos y en la tierra.

El eurodiputado verde apostó por subordinar la agricultura a los recursos hídricos de cada cuenca y potenciar la industria responsable y de ciclos cerrados.

Otra propuesta es la de potenciar una masiva transferencia de tecnología del agua hacia los países del Sur, por ejemplo los inodoros secos, ya que gran parte de los problemas de salud en los niños del Tercer Mundo provienen de la contaminación por aguas fecales.

Hammerstein defendió la eficiencia arquitectónica y lamentó que el suelo del recinto expositivo de la Expo 2008 sea de cemento y que no se aproveche el agua de la lluvia. En general, el diputado ecologista recomendó reutilizar el agua y establecer la gestión comunitaria del agua, mediante asociaciones democráticas de regantes y usuarios.

Fuente

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *