Cuida tu entorno: la naftalina ya está apolillada

El característico olor de la naftalina se debe a la evaporación de unos ingredientes químicos tóxicos, la naftalina propiamente dicha y el diclorobenceno, ambos bioacumulativos. ¿Por qué no usas un antipolillas natural en vez de estas bolitas que huelen tan mal? Pon discos de cedro, bolsas de espliego o mezclas de hierbas y especias (como romero, canela, cardamomo y clavo) en tus armarios y cajones, y mantendrás a raya a las polillas de una manera fragante.

espliego.jpg

[ad#horizontal]

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *