Ecofoto 2011: Rodeada de inmensidad

Un viaje que no dejó de sorprenderme. Cada kilómetro recorrido era una sorpresa que nos tenía deparada la Naturaleza. Todo verde, todo agua, todo inmensidad. Aquí hicimos una parada. Los miles de montones de piedras acumulados en la cima de esta montaña eran todo una incógnita. Diez minutos admirando este paisaje te ayudaba a recordar lo insignificantes que somos y lo importante que es cuidar la tierra donde vivimos. Aún hay muchos rincones por descubrir y quiero que sigan allí cuando vaya, vírgenes, inmaculados, impolutos.

AUTORA: Marina López

[ad#horizontal]

Comments

comments

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *