El cambio climático se convierte en la mayor preocupación ambiental en Granada

El cambio climático ha sustituido al espesor de la capa de ozono como la principal preocupación medioambiental entre los granadinos en el año 2007, un problema al que se suma la conjugación del desarrollo urbanístico del litoral con los intereses pesqueros o la calidad del agua.

Así lo ha asegurado el delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada, Francisco Javier Aragón, quien ha presentado en rueda de prensa el Informe de Medio Ambiente correspondiente al año 2007, con los datos referentes a la provincia de Granada.

Según Aragón, además de las consecuencias del cambio climático, «los ciudadanos están preocupados por la calidad de las aguas donde se bañan durante sus vacaciones, la calidad del aire que respiran, la producción de residuos y el consumo de energía», tal y como se ha detectado en las encuestas realizadas con motivo de este informe.

Evolución positiva

En el apartado de clima, la memoria de 2007 recoge que los índices ultravioleta y de calentamiento, las anomalías térmicas y el espesor de la capa de ozono muestran una evolución positiva, mientras que el índice de sequía y humedad evidencian lo contrario.

El año 2007 ha sido frío y seco en el conjunto de la región andaluza, y en el caso de Granada, las temperaturas han oscilado alrededor de los 14,5 grados centígrados y las precipitaciones medias se han situado en los 311,7 milímetros.

[ad#ad-1]En este sentido, el delegado de Medio Ambiente ha señalado que las bajas precipitaciones y el uso del suelo han provocado que Granada presente las pérdidas de suelo más altas de Andalucía, al alcanzar una reducción del 54,4 por ciento.

Con respecto al agua, Aragón ha explicado que antes preocupaba entre los ciudadanos la construcción de pantanos, que han registrado en 2007 una capacidad media del 36 por ciento, tres puntos menos que en el año anterior, mientras que ahora destaca la calidad del agua, el ahorro en los hogares y el precio.

Entre las actuaciones de Medio Ambiente, ha destacado la inversión de 18 millones de euros en medidas de emergencias y destinadas a paliar destrozos que se produjeron ante las riadas que ocurrieron en la costa de Granada en 2007.

Además, en la provincia se han iniciado o finalizado proyectos de gestión de abastecimiento y saneamiento del agua por un valor de 7,8 millones de euros.

En el apartado de residuos urbanos, el informe dice que aunque el volumen de residuos urbanos generados sigue creciendo con respecto a años anteriores, hay una evolución positiva en la tasa de reciclado de envases.

Aragón ha precisado que cada persona genera 1,51 kilogramos al día y que la tasa de reciclado de envases presenta en Granada un valor medio de 44,3, una cifra ‘positiva’ si se compara el mínimo en Almería con 29,9 y el máximo en Jaén con el 52.

Por otro lado, la memoria de Medio Ambiente en 2007 recoge que los paisajes naturales han tenido una evolución positiva, pero los urbanos «han estado alterados en la capital y en el área metropolitana», al experimentar un crecimiento del 4,6 en 2006 al 8 por ciento en 2007.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *