La contaminación del aire: el smog

En las grandes ciudades no es extraño ver el cielo cubierto por aire denso y gris.
Se trata del smog, que es una mezcla química de humo y niebla, que es extremadamente desagradable y nocivo para la salud. Es un tipo de polución atmosférica con concentraciones de óxido de sulfuro y de nitrógeno, hidrocarburos y millones de partículas de plomo, manganeso, cobre, níquel, cinc y carbón.

Todas estas sustancias tienen origen en las chimeneas de las industrias, los humos de las calefacciones, y miles de automóviles.

smog.jpg

Este fenómeno fue detectado por primera vez en Londres. El fenómeno fue ampliamente estudiado en la ciudad de Los Ángeles (USA).

La palabra smog, proviene del Inglés smoke= humo y fog=niebla siendo utilizado este término por primera vez a principios de este siglo por H.A.Des Voeux.

Existen dos tipos de smog: el sulfuroso y el fotoquímico. El primero es el resultado de la descomposición en la atmósfera de los gases de azufre en presencia de niebla.
En cambio, el smog fotoquímico, se origina al interaccionar la luz solar con los óxidos de nitrógeno, apareciendo generalmente durante las grandes olas de calor del verano.

Cuando estos gases, que proceden en su mayoría de la combustión de la gasolina en los vehículos, quedan libres en la atmósfera, se combinan con los rastros de hidrocarburos atmosféricos, transformándose por acción de los rayos ultravioleta en una mezcla muy tóxica de poderosos oxidantes. También pueden provenir de explosiones nucleares provocadas con fines bélicos o de accidentes en el manejo de materiales radioactivos.

smog2.jpg

El smog, además de reducir la visibilidad y dañar las plantas, los gases y partículas que lo componen provocan alteraciones en la salud humana y las más destacables son las siguientes:

  • Irritación de las vías respiratorias (nariz, tráquea y pulmones), tos, dolores de garganta, bronquitis, etc.
  • Anemia, a causa de la alta concentración de monóxido de carbono (CO), que bloquea el intercambio de oxígeno en los pulmones y en la sangre.
  • Irritación de los ojos y la piel.
  • Diversas enfermedades (gripe, tuberculosis) por la alta concentración de agentes patógenos en el aire. irritación ocular y de la garganta, tos, fatiga, anemia y sobrecarga en las vías respiratorias.

¿Cómo se pueden prevenir los efectos del smog?

[ad#ad-1]Emplee bien el tiempo. Evite el ejercicio al aire libre durante la tarde y el comienzo de la noche durante los días con smog, especialmente si usted es un anciano o si usted padece ya de una enfermedad del corazón o de los pulmones.

Si tiene usted niños pequeños, restrinja sus horas de juego al aire libre.

Evite el ejercicio cerca de las áreas de tráfico pesado, especialmente durante las horas de más congestión, a fin de minimizar su exposición a la contaminación de los vehículos a motor.

Y finalmente colabore con las medidas para reducir las emisiones de contaminantes. Hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudar a reducir la producción del ozono a nivel del suelo y otros componentes del smog.

Comments

comments

29 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *