Magna conculca la Ley de Publicidad

Gurelur reclama a MAGNA el cumplimiento de la Ley de Publicidad, en su campaña sobre la cantera que quiere llevar a cabo en Zilbeti

Gurelur ha solicitado a la empresa MAGNA que en la publicidad que está haciendo del ilegal proyecto de cantera de magnesita a cielo abierto que quiere llevar adelante en el espacio protegido de Zilbeti (Valle de Erro), cumpla con la Ley 34/1998, de 11 de noviembre. General de Publicidad., para restablecer la ley en lo que concierne a la citada normativa y para evitar inducir al engaño a la población navarra destinataria de la citada publicidad.

zilbeti-publicidad

Zona protegida que se vería afectada por el proyecto

La empresa MAGNA, en los anuncios publicados en algunos medios de comunicación navarros, por un lado oculta aspectos muy importantes de su proyecto, como es la protección legal que gozan los terrenos elegidos para la mina en Zilbeti y que su proyecto ocasionaría la destrucción de miles hayas y de todos los valores ambientales que actualmente acoge este espacio y que motivaron su declaración como Zona de Especial Conservación (ZEC); y por otro lado induce al engaño de los posibles receptores de su publicidad, al reproducir frases y dibujos que nada tienen que ver con la realidad de lo que pretende hacer en la zona afectada.

[ad#ad-1]Esta manipulación publicitaria va en contra de la citada Ley, que en su artículo 4. califica como publicidad engañosa la publicidad que silencie datos fundamentales de las actividades publicitadas, cuando dicha omisión induzca a error a los destinatarios. Este el caso de la publicidad de Magna, que pretende vender como ambiental un proyecto que causaría unas afecciones al medio ambiente de la zona insostenibles ambiental y legalmente.

Independientemente de la conculcación de la Ley General de Publicidad, los anuncios de la empresa MAGNA agreden el sentido común y la inteligencia de los destinatarios de la misma, o sea los ciudadanos navarros, al calificar de contaminación cero un proyecto ambientalmente insostenible, entre otros motivos por las graves contaminaciones que ocasionaría a los cursos de agua existentes en la zona, de forma parecida a los que ha venido causando en el río Arga y en la zona donde ubica su fábrica.

Gurelur anima a esta empresa a que lleve a cabo las actuaciones necesarias para recuperar, en lo posible, las graves agresiones ambientales que viene ocasionado por su contaminante actividad, y que en línea de lo que recoge su publicidad, abandone su proyecto, que caso de llevarse acabo sería, con diferencia, la mayor agresión ambiental de los últimos años en Navarra.

Carta de Gurelur a Magna

MAGNESITAS NAVARRAS S.A.
Avda. Roncesvalles, s/n
31630 ZUBIRI

Estimados señores:

Del estudio de la publicidad insertada por su empresa en algunos medios de comunicación de Navarra, en fecha del 22 de marzo de 2009, con el título “Proyecto Antzeri, futuro para el norte de Navarra, se desprende que con la misma han conculcado ampliamente la Ley 34/1998, de 11 de noviembre. General de Publicidad.

En concreto han conculcado el artículo 4. de la citada Ley, que califica como publicidad engañosa la publicidad que silencie datos fundamentales de las actividades publicitadas, cuando dicha omisión induzca a error a los destinatarios. Este el caso de la publicidad de Magna, que pretende vender como ambiental un proyecto que causaría unas afecciones al medio ambiente de la zona insostenibles ambiental y legalmente.

Independientemente de la conculcación de la Ley General de Publicidad, los anuncios de la empresa MAGNA agreden el sentido común y la inteligencia de los destinatarios de la misma, o sea los ciudadanos navarros, al calificar de contaminación cero un proyecto ambientalmente insostenible, entre otros motivos por las graves contaminaciones que ocasionaría a los cursos de agua existentes en la zona, de forma parecida a los que ha venido causando en el río Arga y en la zona donde ubica su fábrica.

Gurelur les anima a que lleven a cabo las actuaciones necesarias para recuperar, en lo posible, las graves agresiones ambientales que vienen ocasionado por su contaminante actividad, y que en línea de lo que recoge su publicidad, abandone su proyecto, que caso de llevarse acabo sería, con diferencia, la mayor agresión ambiental de los últimos años en Navarra.

Pamplona, 30 de marzo de 2009

Fdo: Antonio Munilla
Secretario de Gurelur

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *