Marjal de Almenara: Acció Ecologista-Agró y Gecen denuncian a la fiscalía la muerte masiva de “petxinots” (unio elongatulus) en el canal de Torreblanca

LA ESPECIE, CLASIFICADA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN, HA SUFRIDO LOS EFECTOS DE LA FALTA DE GESTIÓN DEL HUMEDAL.

Gracias al trabajo de campo de Acció Ecologista-Agró se ha constatado la mortandad masiva de Unio elongatulus en el Canal de Torreblanca. Una especie que se creía extinguida en la Marjal de Almenara y que recientemente ha sido redescubierta en dicho humedal. La colaboración entre las dos asociaciones ha llevado a éstas a presentar denuncia ante la Fiscalía por la comisión de un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente (artículo 325 C.P.).

Recordamos que la destrucción del hábitat y la muerte de especies catalogadas en peligro de extinción son, en aplicación del código penal, delito.

Exigimos, pues, que se depuren responsabilidades y que se actúe por vía penal contra quienes sean los responsables de la masacre de esta joya de la biodiversidad.

EL ABANDONO DEL HUMEDAL POR PARTE DE LA CONSELLERIA LLEVA APAREJADO ACTUACIONES NEFASTAS PARA EL PATRIMONIO NATURAL.

Con todas las precauciones ante un hecho de estas características consideramos que la actuación (drenaje del canal) apunta al Ayuntamiento de Almenara como responsable de la misma, si bien ello debe ser objeto (si la Fiscalía así lo considera) de investigación.

Lo que sí consideramos un hecho constatado es la responsabilidad, en el ejercicio de sus funciones, de la Conselleria, actor fundamental encargado de gestionar el humedal y de velar por su conservación. El déficit endémico de inversión y gestión de la Conselleria comporta asumir unos riesgos evidentes y aquí tenemos una muestra de ello.

Si cualquier actuación de esta índole contara con el seguimiento y autorización oportuna por parte de la Conselleria, con expertos medioambientales para asegurar que ésta y otras especies no son afectadas, se evitarían los irreparables daños aquí descritos. Algo tan sencillo como sacar los “petxinots” y devolverlos posteriormente al hábitat solucionaría satisfactoriamente el problema y evitaría afecciones significativas.

 [ad#horizontal]

Comments

comments

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *