Más de la mitad de los terrenos urbanos dedicados a la agricultura se riegan con aguas residuales

Son muchos los regadíos de alimentos ubicados en los países subdesarrollados en los que se emplean aguas residuales. Ésa es la llamada de atención que ha hecho un estudio internacional hecho público hoy. El documento asegura que esta práctica puede derivar en importantes riesgos para la salud de los consumidores de estos productos.

Los datos los ha recopilado el Instituto Internacional sobre la Administración del Agua (IWMI) que ha descubierto que el 85% de las ciudades vierte el agua sin que haya pasado previamente por un tratamiento adecuado.

[ad#ad-1]

Regar con aguas residuales no es una práctica inusual en algunos países subdesarrollados” ha explicado Liqa Raschid-Sally, investigador del IWMI. “Es un fenómeno extendido, ocurre en 20 million hectáreas en el mundo desarrollado, sobre todo en países de Asia, como China, India y Vietnam, pero también en casi todas las ciudades del África Subsahariana y muchas ciudades de América Latina“, ha añadido.

El estudio, que coincide con la conferencia sobre el agua que se celebra en Suecia, se ha llevado a cabo en 53 ciudades de América Latina, África y Asia. El documento señala que “en el 70% de las ciudades, más de la mitad de los terrenos urbanos dedicados a la agricultura se riegan con aguas residuales que además de no depurarse se diluyen con riachuelos o arroyos”. El IWMI señala que estas aguas se emplean especialmente en el cultivo de verduras y cereales, sobre todo arroz.

El IWMI señala Accra, la capital de Ghana, como el mejor ejemplo que puede ilustrar este problema. Con una población de cerca de dos millones, casi el 10% de sus ciudadanos compran verduras producidas con este tipo de aguas. Aunque algunos de estos países aseguran tener guías oficiales que informan sobre el tratamiento de las aguas residuales y su uso en la agricultura el estudio demuestra que son muy pocos los que realmente lo aplican.

Para hacer frente a la escasez de agua normalmente los granjeros urbanos no tendrán más alternativa que usar aguas sin tratar“, explica este estudio. Una de las soluciones que plantea el estudio es agregar las prácticas locales para lograr el tratamiento de las aguas. En Indonesia, Nepal, Ghana y Vietnam, por ejemplo, los agricultores almacenan las aguas residuales en estanques para permitir que las partículas sólidas se sedimenten.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *