Muere el calderón que entró en la dársena de Cartagena y se avista un viejo ejemplar frente a la costa de Cabo Tiñoso

A última hora de la mañana de hoy jueves ha aparecido muerto en el antiguo varadero del Arsenal Militar de Cartagena el ejemplar de calderón gris que había entrado hace unos días al puerto de la ciudad, y que el lunes había sido extraído de la misma dársena con la colaboración de pescadores y ANSE.

Desde entonces, la Asociación había contactado con todas las administraciones y entidades que podían tener competencias en la materia para permanecer atentos a la evolución del animal e intentar actuar de la mejor manera posible si no lograba finalmente salir de la bahía de Cartagena.

En la mañana de hoy el personal del Arsenal Militar confirmaba la presencia del calderón nuevamente en la dársena, mientras nadaba y se sumergía en la misma zona donde se había sacado el pasado domingo.

[ad#ad-1]La Asociación había realizado durante el día de ayer numerosas gestiones ante la Comunidad Autónoma, el Arsenal Militar y la Cofradía de Pescadores para coordinar nuevamente un dispositivo para capturar al animal y transportarlo en el agua hacia mar abierto, lo que requería de la fabricación de un transporte específico que estaba siendo elaborado por la Cofradía de Pescadores y ANSE y que pretendía utilizarse lo más rápidamente posible.

Paradójicamente, ANSE avistó la tarde de ayer miércoles un viejo ejemplar de calderón grís, al que denominan “blanco” por su coloración, que nadaba aparentemente en solitario al Sureste de Cabo Tiñoso, sobre los 1000 metros de profundidad. “Blanco” había sido fotografiado por primera vez en julio de 2001, y desde entonces había sido avistado y fotografiado en otras dos ocasiones frente a las costas de Cartagena (4 en total), aunque nunca en solitario. El animal fue observado apenas unos minutos, perdiéndose de vista tras una prolongado inmersión.

Un rápido análisis de las fotografías ha permitido confirmar que se trata de los mismos animales, y aporta información muy interesante sobre los movimientos y longevidad de este individuo. Un rápido análisis de las imágenes disponibles no ha permitido, de momento, identificar al animal que ha muerto en el puerto de Cartagena con otros animales avistados con anterioridad en las costas de la Región.

ANSE espera ahora que los resultados de la necropsia que realice el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Comunidad Autónoma puedan aportar información que ayude a conocer las causas que han conducido a este animal al puerto, y porqué ha terminado muriendo. Los biólogos de ANSE y CIRCE que han observado el animal esta tarde han comprobado que, como se observó el domingo, el animal estaba extremadamente delgado, y con un elevado número de parásitos externos. El calderón, que ha medido casi 3 m, presentaba los dientes muy desgastados, posiblemente por su avanzada edad.

Durante los próximos días, el velero Else seguirá navegando frente a las costas de la Región para obtener más información sobre las poblaciones de cetáceos y aves marinas, en un programa que cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y el Programa VOLCAM.

ANSE reitera su agradecimiento a todas aquellas personas y entidades que se han interesado y participado en los intentos de recuperación de este animal, y recuerda que, en la casi totalidad de las ocasiones, los cetáceos que varan en nuestras playas o aparecen con síntomas de debilitamiento junto a la orilla llegan ya en muy mal estado, y su fallecimiento resulta casi inevitable a pesar de los esfuerzos en su recuperación.

ENLACES RELACIONADOS

ANSE intenta salvar un calderón gris en el puerto de Cartagena

Dinamarca: una vergüenza

La curiosidad del delfín gris

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *