Navarra ya cuenta con 855 parejas reproductoras de cigüeña blanca

Durante el censo realizado por Gurelur se ha constatado la prevista estabilización de la población de cigüeñas en Navarra

Las parejas de cigüeña blanca que han iniciado la reproducción en Navarra durante este año han sido 855. Estas cifras son parecidas a las del año 2009 que se censaron 813. Las 42 nuevas parejas reproductoras sólo suponen un 4,9% de aumento poblacional.

Corella con 87 parejas es el municipio con la mayor población reproductora de esta especie en nuestra Comunidad. Funes con 83 parejas se coloca como segunda localidad cigüeñera, debido al aumento de las cigüeñas que utilizan para nidificar los Sotos de Gil y Ramal Hondo. Le siguen a estas localidades San Adrián, con 82 parejas reproductoras, Tudela con 77, Lodosa con 67 y Cortes con 50. Estas seis localidades soportan más de la mitad de la población reproductora.

Las mayores concentraciones de nidos en un solo edificio se encuentran en el viejo edificio de la azucarera de Cortes con 50, la iglesia nueva de San Adrián que soporta 44 nidos en sus torres y tejados, y la catedral de Tudela con 25 nidos. En enclaves naturales destacan los Sotos de Gil y Ramal Hondo en Funes que tiene 80 parejas, la colonia existente en las orillas del Ebro en Lodosa con 66 nidos, y los cortados de Falces y Azagra, con 31 y 26 nidos respectivamente.

[ad#ad-1]Por merindades, Tudela sigue siendo la que mayor número de parejas acoge, ya que cuenta con 451 parejas, lo que supone el 52,75% de la población navarra. La merindad de Estella acoge a 227 parejas, que supone el 26,55%. Le sigue la merindad de Olite con 154 parejas (18,01%), la merindad de Aoiz con 19 (2,22%) y, en último lugar se encuentra la merindad de Pamplona con 4 parejas (0,46%), nidos que corresponden a la pareja de Pamplona y a las 3 parejas de Puente la Reina.

Siguiendo con la tónica iniciada en los últimos años, en el presente año ha aumentado significativamente el número de cigüeñas que han elegido para ubicar sus nidos en los árboles, donde ya tenemos controlados 211 nidos. Otra ubicación natural que acoge una importante población de cigüeñas son los riscos cercanos a los pueblos, como es el caso de Azagra, Falces y Milagro, donde ya tenemos 79 parejas nidificando. Esta tendencia a ubicar cada vez más nidos en enclaves naturales, están evitando parte de los problemas que originan en algunos edificios los nidos de las cigüeñas.

La realización de estos censos nos permite conocer la evolución de esta especie en nuestra Comunidad y nos aporta los conocimientos necesarios para trabajar en la correcta gestión de las cigüeñas. De entre la información que conseguimos es importante para nosotros la relativa a los posibles problemas que algunos de los voluminosos nidos de las cigüeñas puedan estar ocasionando en los edificios donde se asientan.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *