Nuestro planeta se vuelve a enfurecer contra nosotros

A pesar de que en la República Dominicana y en Haití ya no están en temporada de huracanes, nuestro Planeta ha vuelto a enfurecerse contra nosotros. Una tormenta tropical que nadie esperaba ha provocado en las Antillas Mayores el estado de máxima alerta. Ya son más de 20 los muertos y hay cientos de afectados.

El desbordamiento de un río, causado por las intensas lluvias, ha sido el desencadenante de la tragedia. Miles de dominicanos han encontrado en las copas de los árboles sus únicos refugios ya que la Republica Dominicana, sorprendentemente, parece estar sumergida en el agua.

[ad#ad-1]La tormenta tropical”Olga” (que así es como se llama) ha provocado, también, el desagüe de la presa de Tavera, en Santiago. Todo un torrente de agua ha sido liberado, más cinco mil metros cúbicos, por lo que 30.000 personas han tenido que ser desalojadas.

Los desastres de origen climático se han cuadruplicado en las últimas dos décadas, según un informe de una organización británica sin fines de lucro.

De un promedio de 120 desastres al año a principios de la década de 1980, en la actualidad se ha pasado a más de 500, un incremento que la organización Oxfam atribuye a las impredecibles condiciones climáticas provocadas por el calentamiento global.

“Este año hemos visto inundaciones en el sur de Asia, en México y en todo Africa que han afectado a más de 250 millones de personas,” dijo la directora de Oxfam, Barbara Stocking.

“Este no es un año atípico. Sigue una tendencia de cada vez más frecuentes, erráticos, impredecibles y extremos fenómenos climáticos que cada vez afecta a más gente,”

agregó.

El número de personas afectadas por desastres naturales ha crecido en un 68%, de una promedio de 174 millones al año entre 1985 y 1994 a 254 millones entre 1995 y 2004.

Se requieren acciones inmediatas para prevenir más desastres, o de otro modo la asistencia humanitaria se verá superada y se dará marcha atrás en los recientes avances en el desarrollo humano,”

dijo Stocking.

Oxfam desea que la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se está celebrando en Bali, se cierre con un acuerdo mundial que proporcione asistencia a los países en desarrollo para que soporten el impacto de los cambios climáticos y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Comments

comments

Add Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *