Presupuestos Generales del Estado 2009, más de lo mismo: militaristas, desiguales e insostenibles

Contra lo que dice el Gobierno del PSOE, Baladre, CGT y Ecologistas en Acción pensamos que los PGE para el 2009 son unos presupuestos nada solidarios, nada sociales y nada sostenibles. Veámoslo:

  • Déficit público para subvencionar a las personas más enriquecidas.– El Estado recauda menos dinero de quienes más tienen, vía exenciones fiscales a las rentas más altas y a las industrias militares, o por la reducción del 30% del impuesto de sociedades de las grandes empresas. De este modo, la presión fiscal aumenta sobre las clases trabajadoras: aunque los salarios suponen sólo el 46% del PIB, las personas trabajadoras aportan el 80% de lo recaudado vía IRPF. A esto se unen los planes de choque para garantizar la liquidez de los bancos: hasta 150.000 millones de euros.
  • Prestaciones sociales a la baja.– Aunque se dedica más dinero al desempleo por el aumento del paro, no se garantizan prestaciones suficientes, se endurecen las condiciones para su percepción, aumentan el tiempo de trabajo necesario para tenerlas, y crecen las medidas disuasorias para que se reciban durante el menor tiempo posible. El Estado sólo cubre el 12% de las necesidades de cuidados en familias, personas dependientes y diversos/as funcionales. Y, aunque el 62% del gasto social se dedica a pensiones, las mínimas sólo aumentan entre un 5 y un 6,5%, afectando directamente al 92% de las mujeres, que siguen cobrando 2,5 veces menos la pensión mínima.
  • La vivienda sigue sin ser un derecho.– Tanto las ayudas a los/as propietarios/as para fomentar el alquiler como la llamada Renta Básica de Emancipación para jóvenes (210 euros/mes), están provocando ya un encarecimiento de los precios de los alquileres. Las deducciones fiscales para propietarios/as y empresas promotoras apuestan más por intentar minimizar el parón inmobiliario que por garantizar el derecho a la vivienda.
  • Desarrollismo contra el medio ambiente.– Se apoya a la Industria Turística, una de las más insostenibles, y a la construcción de nueva vivienda (en total más de 1.600 millones de euros), mientras que para defensa de las costas, conservación del medio ambiente, o protección de la pesca a penas se dedican 850 millones de euros. Se sigue invirtiendo en las grandes infraestructuras de transporte, especialmente las de gran impacto ambiental como el AVE y la carretera. Y mientras aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero, sólo 163 millones de euros se destinan específicamente a la lucha contra el cambio climático.
  • Militarismo por todos lados.– A pesar de reducir lo dedicado al Ministerio de Defensa (un 2,98% menos), los 634 millones de euros (y una posible ampliación de 35 millones) para actuaciones de las Fuerzas Armadas en el exterior, más lo que recibe el Ministerio de Industria para pre-financiar programas especiales de armamento (1.157 millones) da como resultado que el presupuesto Militar español sube a más de 1.800 millones, en total un 21%.
  • Y austeridad para la mayoría.– Mientras el Gobierno reclama paciencia y contención a la ciudadanía ante estos tiempos de posible recesión, el presupuesto para el Presidente asciende a 49,3 millones de euros, casi dos millones más que en el 2008, el de la Casa Real aumenta un 4,5% y la financiación a los partidos un 24,5%.

En definitiva estos PGE suponen:

  • Una apuesta por el crecimiento económico, algo cada vez más insostenible, injusto y desigual.
  • Un crecimiento que no contempla las necesidades sociales reales de la población en general, y de la más empobrecida en particular.
  • Un crecimiento basado en la explotación de las clases asalariadas y en la esquilmación del entorno.

[ad#horizontal]

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *