Reforma financiera en EEUU: avances hacia la transparencia en la industria extractiva

  • El Senado de Estados Unidos aprueba un proyecto de ley de reforma financiera que desafiará la corrupción en países pobres y aumentará la presión contra la evasión fiscal
  • El presidente Obama firmó esta nueva ley

La ONG española InspirAction da la bienvenida a esta nueva ley, que obligará a todas las empresas extractivas que cotizan en este país a informar públicamente de los pagos realizados a gobiernos de todo el mundo para acceder a sus recursos naturales.

La disposición sobre transparencia, incluida en el proyecto de Ley de Protección al Consumidor y Reforma de Wall Street, impulsará una mayor responsabilidad de las empresas, dando además a los ciudadanos de los países en los que operan la información sobre los ingresos obtenidos por sus estados por tales conceptos, lo que ayudará a controlar el uso que se haga de ellos.

[ad#ad-1]David McNair, especialista en Justicia Económica de InspirAction, indica que ‘muchos países en vías de desarrollo donde trabaja InspirAction cuentan con una gran riqueza de recursos naturales, pese a lo cual la población vive sumida en la pobreza como consecuencia de la evasión fiscal y la corrupción. La transparencia que garantiza esta nueva ley aumentará la responsabilidad de las empresas, dando a la sociedad civil y a la clase política una idea mucho más precisa sobre la naturaleza de los acuerdos entre el gobierno y las industrias extractivas, lo que dificultará la corrupción. La aprobación de esta ley supone un importante paso adelante en la lucha por la transparencia en torno a los impuestos que pagan las multinacionales’ .

La ley aprobada en EEUU implica que cada compañía deberá hacer un informe país-por-país, es decir, que los pagos que realice deberán ser declarados separadamente para cada país en el cual opera. Hasta ahora las cuentas de las grandes multinacionales se habían presentado siempre de forma consolidada, lo que hacía que esta información fuese mucho más opaca y dificultase la identificación de posibles irregularidades.

Esta ley afectará a un gran número de empresas, dado que no obliga a presentar esta información sólo a las estadounidenses, sino a todas las empresas extractivas registradas en la bolsa de Nueva York. Esto implica, por ejemplo, que el 90% de las compañías petroleras del mundo se verán obligadas a facilitar esta información.

‘El siguiente paso’, indica McNair, ‘debe ser aplicar esta transparencia a escala mundial. El Consejo de estándares internacionales de contabilidad (IASB) está actualmente debatiendo la adopción de un estándar similar, que se aplicaría en más de 100 países, entre ellos los de la UE ‘

A pesar de reconocer este gran avance, InspirAction insiste en que deben adoptarse medidas de transparencia que se apliquen a todas las multinacionales, y no sólo a las industrias extractivas.
Por ello trabaja para que se ponga fin al secreto financiero que facilita la evasión fiscal en países en vía de desarrollo: InspirAction estima que los países en desarrollo pierden cada año cerca de 130.000 millones de euros en impuestos que dejan de cobrar a las empresas que operan en su territorio. Esta cifra es muy superior al presupuesto global que los países ricos destinan a la ayuda al desarrollo. Si se evitara esta evasión de capitales, se podrían financiar perfectamente los Objetivos del Milenio fijados por la ONU para reducir a la mitad la pobreza en el mundo en 2015.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *