Ecofoto 2011: Mi amigo Pinsapo

Era tan pequeño cuando llegó a mis manos, que pensé que no iba a sobrevivir, pero el tiempo lo hizo fuerte y mi amor le dio confianza para que sus raíces se agarrasen a la vida, lo cuidé como a un niño cuando fue pequeño, y después ya de adulto casi era él quien cuidaba de mí, en sentido figurado, me hacía estar alerta.

Un día me di cuenta de que aunque había sido un árbol viajero, pues hizo muchos viajes conmigo en su maceta, debía pertenecer a un sitio, y tras mucho pensar, lo encontré, en el jardín botánico El castillejo, en el sur, cerca del pinsapar, allí fue plantado, allí es feliz y cada día más alto, más fuerte y más grande, algún día se que podré sentarme a su sombra.

Siempre que puedo voy a verlo, aunque me pilla lejos, le llevo la brisa marina, pues se crió junto al mar, lo quiero como lo que es un ser vivo, yo sé que se alegra de verme, de que yo lo abrace, sé que me necesita como yo a él, yo le doy fuerzas y aliento y él me las da a mí, no es mi árbol, es un árbol cuya vida está entrelazada con la mía, es mi amigo pinsapo.

AUTORA: Eva María Bolaño


[ad#horizontal]

Comments

comments

9 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *